lunes, 26 de noviembre de 2012

OPORTUNIDAD A CADA MOMENTO / Amado Mahá Chohán


   Cuando la corriente de vida escoge terminar con la voluntad humana, y regresa los vehículos externos y el hombre externo al uso de la Identidad Divina, él, por medio de este acto, da a entender que se ha encontrado infeliz en su auto-escogimiento de sendero de separatividad y desea identificarse con el Principio Divino que gobierna este Universo —el cual vive adherido a la Ley de Armonía.
   Los estudiantes de la Ley de la Vida son personas que han expresado su disposición a renunciar a estos vehículos robados a la Identidad Divina que los ha sostenido a través de largas centurias. Este noble gesto lleva inmediatamente el individuo a la atención de la Jerarquía, procediéndose a sacar el Libro de la Vida —o Libro del Juicio— y se lee la cuenta que allí figura.
   Es necesario contabilizar todo electrón que ese individuo haya tomado desde la Luz amorfa en el Corazón de Dios y enviado dentro del Universo, estampado con el patrón-luz de su corriente de vida. Si los electrones salieron adelante en armonía para un propósito constructivo o para cumplir al menos con una proporción justa de la razón de ser de esa persona, dichos electrones son descargados de la sección de débito de su "libro mayor" y se convierten en parte del almacén de Bien en el Cuerpo Causal. Pero, los incontables cientos de miles de toneladas de energía que ese individuo, tan audazmente, ha atraído desde el Corazón de Dios (donde ésta se encontraba descansando en calma y paz) y enviado hacia adelante calificada discordantemente por los pensamientos y sentimientos obstinados y egoístas del ser personal, tienen que ser devueltos al individuo de una u otra manera hasta que la corriente de vida redima esa energía y la envíe adelante en amor, ya que la Ley de la Vida contempla que cualquier energía enviada adelante que no cumpla con la Ley de Armonía, debe ser limpiada y purificada por quien la dispensó.
ENERGÍA DE OTRA PERSONA
   Ahora bien, cuando digo "devuelta de una u otra manera", me refiero a que a menudo la energía emitida inarmoniosamente mediante el propio libre albedrío en una vida, regresará al individuo en algún rasgo particular o característica de alguna persona a su alrededor, la cual le resulta particularmente irritante o angustiosa; y esa energía que viene de otra corriente de vida que "aguijonea" el temperamento, debe ser armonizada a punta de amor, de lo contrario aparecerá otra vez en otra corriente de vida, en algún lugar del sendero de dicho individuo. Dos individuos no son irritados por los mismos rasgos, hábitos y características de la gente, animal o circunstancia. ¿Por qué? Pues, porque cada uno es aguijoneado por la energía que corresponde a su propia "caída" en alguna vida, y la cual la Vida, en Misericordia, le trae de vuelta, con el fin de que la redima, de esta manera auto-liberándose y liberando al otro también.
BOMBARDEO NECESARIO
      Cuando un individuo llega al punto en que su Ascensión está a la vista, el retorno de esta energía se acelera en gran medida, y las situaciones y los individuos parecen salir de la mismísima tierra causando todo tipo concebible de incomodidad. Si la persona tan sólo pudiera darse cuenta de que este "bombardeo" no es más que el retorno de las energías propias —las cuales están siendo "llamadas de vuelta" por la Ley Cósmica antes que uno pueda pasar a través de los Portales de la Liberación— no sentiría tal resentimiento y rebeldía. Hacerse conscientes de esto, Mis amados, los salvaría de la depresión y la duda, y sabrían que en esa misma presión y tensión de las circunstancias había una promesa de que la Jerarquía sabía que ustedes estaban preparados para "manejar" la energía y tener la Gloria de la Ascensión-de manera que cada momento se convierte en una oportunidad para "equilibrar su cuenta" hasta que la "tinta roja" se seque.
Amado Mahá Chohán.  "Boletines Privados de Thomas Printz". Serapis Bey Editores S.A.

Seguidores