viernes, 29 de mayo de 2015

El Arcángel Gabriel os ayudará

por la Madre María. 2 de diciembre de 1957
   Así que, si queréis saber más acerca de lo que deberíais ser y de cómo podéis lograr esa perfección, ¿qué os parece si habláis cada día unos pocos minutos con el Amado Gabriel?       Amada Madre María





El Arcángel Gabriel os ayudará
por la Madre María. 2 de diciembre de 1957
         En este momento, me gustaría traeros de nuevo algo acerca de los oficios del gran Arcángel Gabriel. Este gran Arcángel, como sabéis, ayuda a todos a sostener el concepto inmaculado. ¿Cuánto habéis pensado acerca de esto? Sabéis, para muchos de vosotros, vuestra Presencia es una figura adorable allí en la atmósfera en algún lugar, proporcionando luz y vida a vuestra forma física a través de vuestro cordón de plata. Estáis ciertamente contentos de que esté ahí, pero ¿no es vuestra Presencia bastante abstracta para vosotros?
      Os hemos dicho anteriormente que hay unos diez billones de almas que pertenecen a las evoluciones de vuestra tierra; no todos ellos encarnados al mismo tiempo, sin embargo. Ese bendito Arcángel Gabriel ha asumido voluntariamente el llegar a estar familiarizado con la divinidad de cada uno de vosotros, vuestra propia amada Presencia YO SOY, aprender su naturaleza, sus colores, de qué planeta procedía originalmente, qué está haciendo a niveles cósmicos, cuál es tu plan divino y lo que tú tienes que hacer en este planeta, 
¡y Él ha asumido igualmente la obligación de sostener ese concepto inmaculado de perfección para cada uno de los diez billones de almas que evolucionan aquí! ¡Creedme, amados corazones! Es una gran tarea, una tarea que como regla general sólo mismas las Guardianas Silenciosas desempeñan. Así que, si queréis saber más acerca de lo que deberíais ser y de cómo podéis lograr esa perfección, ¿qué os parece si habláis cada día unos pocos minutos con el amado Gabriel?
     Os aseguro que Él sabe más acerca de vuestra Presencia de lo que vuestra mente externa y alma pueden realmente saber en este momento, y Él os dará una radiación tan tremenda de su amor, luz y sabiduría. 

Seguidores