jueves, 26 de septiembre de 2013


SERVICIO DE LA JERARQUÍA ANGÉLICA /  Amado Mahá Chohán

      Quisiera sugerirles que entren en sus conciencias a aceptar la presencia de los Ángeles en sus hogares, auras y santuarios, así como también en las vidas de sus seres queridos ya que ustedes todavía no han aprendido que toda vida es igualmente querida. Nosotros honramos a la Hueste Angélica –desde el hada del tamaño de un pulgar, hasta los Devas que se yerguen más arriba que el pico más alto de los Andes. ¿Pueden ustedes, amados Míos hacer menos? Les pido que emitan su adoración a la Hueste Angélica, no como nubes vaporosas, idealistas y visionarias, sino como seres fuertes, poderosos y creativos, cuya amistad y amor todos los Maestros Ascendidos reconocen con agradecida humildad.

               Si ustedes hubieran trabajado con la humanidad durante tanto tiempo como Nosotros, comprenderían la gratitud que expresamos hacia la Hueste Angélica, que solo vive para amar, para obedecer el más leve deseo de Nuestros corazones, y que facilita en gran medida Nuestro tedioso y agotador servicio a la humanidad, mediante Su asistencia generosa y constante.

              La hermandad de Ángeles y hombre se expresará en el Plano terrenal y Me gustaría que ustedes aceptaran Su amistad hondamente en sus sentimientos y corazones. Al así hacerlo les aseguro que, tendrán una poderosa asistencia en traer a la manifestación el secreto que Dios desea de  sus Santos Seres Crísticos. 

Seguidores