sábado, 25 de agosto de 2012

ENTRENAMIENTO PARA LA MAESTRÍA / AMADO ARCÁNGEL URIEL

   Ustedes—que se están esforzando por sostener en su conciencia alguna Virtud al menos durante parte de un día para darla a otros mediante el contagio— podrán entender en parte el gozo de los Ángeles cuando, en asociación con ustedes, son capaces de transmitir algo de entusiasmo, algo de fe, algo de confianza a alguno de los asociados que ustedes contactan en el curso de su actividad diaria. Entonces, con un vigor renovado, regresas de nuevo a la Fuente de la fe y confianza dentro de tu corazón, y solicitas allí la capacidad de irradiar una mayor esfera de influencia de dicha cualidad a tu alrededor, dentro de tu aura, y de poder hacerle frente a la contaminación de la mente de las masas durante un lapso más largo. 
    Es una bella manera de experimentar con la propia energía, tomar quizás cada día alguna cualidad en particular que sientas que podría beneficiar a la humanidad a tu alrededor, en tu vida hogareña o en tu asociación de negocios. Entonces, fijando el "termostato espiritual" de tu propia conciencia y mundo emocional en dicha Virtud, y sintonizándote con el Ser Cósmico que la representa, dirigir y sostener esa Virtud específica a través de tu aura y esfera de influencia a pesar de las circunstancias y sombras del mundo de las apariencias que puedas encarar. ¡INTÉNTALO!
    Puede que al principio tu energía cambie de cualidad ante cualquier apariencia que sea inferior a la perfección que has contemplado. Entonces, aprendiendo mediante la experiencia, comenzarás a anclarte en mantener un aura, un campo de fuerza a tu alrededor, cargado con una Virtud para que no te afecte más la energía heterogénea con la que entras en contacto, la cual emana de las masas. Es un maravilloso servicio, y es el entrenamiento que la Hueste Angélica recibe en los Niveles Internos. Este es un entrenamiento en el cual puedes entrar hasta que tu campo de fuerza se vuelva tu sirviente, de tal manera que puedas calificarlo con Curación, que puedas calificarlo con Pureza o con cualquier otra Virtud, y estés tan seguro de que no va a cambiar como seguro estás de que el vestido que reviste tu cuerpo físico permanecerá siendo el mismo hasta que regreses a casa por la noche. Ciertamente la energía de Dios a tu alrededor puede ser tan obediente como lo es la que se modela ¡para cubrir tu carne!
          Son las cosas sencillas y prácticas las que conforman la maestría en las corrientes de vida, y que hacen a los individuos conductores conscientes. Cuando la Hueste Angélica y el Reino Elemental encuentren 
entre los seres humanos de la Tierra a aquéllos que puedan controlar su propia aura, habremos creado canales a través de los cuales se pueda destellar protección cósmica y luz cósmica en un instante para dar asistencia a una ciudad entera, a una nación entera... ¡y a un planeta entero!
"LOS SIETE ARCÁNGELES HABLAN". Serapis Bey Editores S.A.

Seguidores