viernes, 10 de febrero de 2012

CAPACIDAD PERSONAL DE SERVIR / Amado MaháChohán

Volvamos ahora nuestra atención a las Cualidades de Dios y sus expresiones. Ustedes habrán de caer en la cuenta de que dichas cualidades y expresiones de Virtud son relativas. Dicho de otra manera, ellas están determinadas por la capacidad de la corriente de vida de descargar energía calificada constructivamente desde su propio momentum de la Cualidad acumulada a través de las edades para enriquecer el Universo.
......Por ejemplo, la Luz descargada por el Sol es de un volumen considerablemente mayor que la Luz de una Estrella. Sin embargo, la Ley que gobierna la Creación requiere del hombre que su Virtud llene el Universo según su capacidad. La capacidad de servir, de emitir Luz, es el factor determinante mediante el cual el Ser Superior y la Jerarquía Espiritual miden el progreso (o atraso) del Foco Divino Individual dentro del hombre.
......Ni Dios ni un hombre altamente desarrollado esperarían más de alguna corriente de vida en particular que lo que las capacidades y talentos innatos en ella lo permiten. Así, la muy tímida Luz del alma de una persona puede ser lo mejor que esa corriente de vida puede ofrecer, mientras que una emisión de Luz mucho mayor de otra corriente de vida más evolucionada y responsable podría quedarse corta del requisito mínimo del beneficio universal que dicha corriente de vida podría ofrecer al Universo para devolver el saldo por el Bien recibido.
......NINGÚN HOMBRE DEBERÍA TRATAR DE SERVIR MÁS ALLÁ DE SU CAPACIDAD, ya que cuando se perturba el equilibrio de la naturaleza espiritual, el individuo debería esforzarse por recuperarlo antes de gastar su energía en el altar de la humanidad. El chela, por supuesto, cae en la cuenta de que su responsabilidad personal consiste en sostener dicho balance y equilibrio mediante la Aplicación, aumentando así su capacidad de servir.
......El mundo de la forma no exige de un bebé el balance a la vida en términos de algún servicio constructivo para enriquecer la causa de la humanidad, como sí lo espera de un individuo que haya alcanzado la mayoría de edad y ciertos beneficios de educación y misericordia que han enriquecido su conciencia. Al haber el adulto expandido su conciencia, igualmente ha expandido su capacidad de servir.
......Un momento de introspección les mostrará que cualquier individuo que haya recibido la instrucción, radiación y bendiciones de los Maestros, ha incrementado su capacidad de servir —al haber aceptado tal instrucción—, y una persona de este tipo se hace responsable ante la Vida por un mayor servicio mínimo que la humanidad en general.

 Amado MaháChohán / "Electrones".  Serapis Bey Editores S.A.



Seguidores