jueves, 23 de febrero de 2012

EL PLEXO SOLAR Y LA ENERGÍA / Amado Victory

Varios de nosotros ya han traído su atención hacia el hecho de que la mayor parte de la energía, armónica o no, se localiza en la región del plexo solar. En esta parte central del cuerpo donde los alimentos se digieren y el sitio donde se acumula la energía que debe ser cuidadosamente controlada y guardada. Cuando la fuerza maligna consigue perturbarlos o irritarlos, es siempre en la parte del estómago donde se proyecta su ataque; ahí es donde la irritación y malos sentimientos pueden desenvolverse e intensificarse.
¿Sabes porqué los humanos no han obtenido aún la Perfección para la que han dedicado plegarias con frecuencia, muy sinceramente y durante mucho tiempo?. Es que han orado con la cabeza, no con el corazón, apoyando su ruego con toda la fuerza de la energía acumulada alrededor del estómago. Ahí esta el campo del enemigo: basta darse cuenta de todo lo que se vierte en el estómago. Es un pozo sin fondo.
El estómago jamás esta satisfecho. Importan poco la cantidad y la calidad del alimento que tenga dentro. Pasada una o dos horas, hay que volver a comenzar. Si el cuerpo permanece sin alimento durante 24 horas, todos se alarman. ¡No obstante, sería extraordinario para mucha gente, ayunar un poco! Todo este alimento en el estómago acumula a su alrededor una forma de sustancia y de energía que deben ser controladas. Llena de Luz (llama violeta) todo lo que comas y da a tu Presencia una oportunidad de emplear esto para producir la Perfección en ti y a tu alrededor. Si eliminas todas las tasas discordantes en ti y en todos con los que tienes contacto, harás tu cuerpo cada vez más luminoso. En el mundo exterior se nota qué clara y bella es tu tez. Tú has obtenido esto por utilizar la Llama Violeta Consumidora. Tu carne comienza a transmutarse en sustancia luminosa. El deber fundamental de un estudiante YO SOY es el de obtener el control de la energía localizada en el plexo solar.
Tomado del libro “Yo Soy El Sendero”

Seguidores