miércoles, 13 de junio de 2012

SENCILLEZ DE VIDA / por el Amado Mahá Chohán


      Durante æones, la Ley Cósmica le ha "soplado" al hombre, pero usualmente la humanidad no le ha hecho caso. Cuando el chela le da seguimiento a los "soplos" internos para llevar a cabo una amabilidad o ayudar a suavizar el recorrido de otro, y se encuentra con lo que le parece ser ingratitud, su acto amoroso es registrado en el libro de la vida y no debería perturbarse por la aparente falta de apreciación. Él ha llevado a cabo su servicio. El omnipresente Amor Divino lo bendecirá. Los resultados de esta bendición a otro recaen sobre los hombros de los receptores.
   A veces los chelas sienten rechazo hacia personas, sitios, situaciones y cosas. Esto se debe a que no han alcanzado la maestría total sobre sus propios sentimientos. Los sentidos externos se empeñan en mantener al hombre en los grilletes de la indolencia durmiente y la ignorancia. Esto es, con creces, más fácil y cómodo que tallar con la afilada herramienta de la auto-disciplina, cada escalón que el chela tiene que trepar en el sendero hacia arriba. A medida que el alma que avanza triunfa sobre los apretujantes reclamos del mundo, encontrará su vida poblada por gente que tiene aspiraciones similares.
   Una sencillez de vida, con tan pocas y poco complicadas necesidades como sea posible, conduce al crecimiento del alma. Ningún santo ni sabio ha llegado a la etapa de paz permanente sin librar batalla y sobreponerse al apretón asfixiante de los sentidos que se empeñaban en atarlo con los cordeles de posesiones, actividades y honores
mundanos. Al mismísimo Jesús le fue ofrecido el mundo, a lo cual respondió: »Vete de mí, Satanás.» [Lucas 4:8]


 Amado Mahá Chohán / "Boletines Privados de Thomas Printz. Volumen 5". Serapis Bey Editores S.A.

Seguidores

Archivo del blog