martes, 27 de mayo de 2014

La Corona de los Elohim.
 Sobre la frente de cada inteligencia de Dios individualizada existe una bella corona de luz; esta corona de luz está compuesta por siete Llamas, cuyos colores representan
 los siete Rayos de los Elohim.
              El Primer Rayo está representado, en el lado izquierdo de la frente, por la Llama Azul de Hércules. A continuación sigue la Llama Amarillo-Sol de Cassiopea; después la Llama Rosa de Orión. La Llama central, en la parte frontal de la Corona, es la Llama Cristal de la Pureza Crística Cósmica, dentro de la cual es mantenido un foco del Ojo-Todo-Avizor de Dios. Alrededor de esta Llama asciende una radiación del Rayo al cual pertenece la corriente de vida individualizada. A continuación sigue la Llama Verde de Vista, la Llama Dorada del Elohim de la Paz, terminando en el lado derecho de la frente con la Llama Violeta de Arcturus.
      A medida que cada Elohim, Arcángel y Chohán emite la radiación de Su Rayo, en los sucesivos días de la semana, comenzando con el Rayo Azul de Hércules el domingo, cada uno de estos Rayos, sobre la frente de la humanidad, es sucesivamente nutrido y expandido.
       Esta “Corona de los Elohim” de la que hablamos, no es visible a la visión física promedio de la humanidad no-ascendida, pero puede ser vista claramente por todo aquel que tenga su verdadera “visión interna” bien desarrollada y, por supuesto, puede ser vista, y siempre lo es, por los Maestros Ascendidos y la Hueste Angélica que ministran a la humanidad. Esta “corona” es un regalo natural de Luz dado por Dios, para cada inteligencia de Dios encarnada, y es el anclaje de los siete Rayos de los Elohim sobre cada frente. Cuando está bien desarrollada, esta “corona” es un tipo de protección para la estructura cerebral y el cuerpo mental, así como un foco para la “visión interna” del individuo, mediante la elevación de la glándula pineal - en el centro del cerebro - dentro de la actividad de Dios una vez más. EL ANCLAJE DE LOS SIETE RAYOS, EN LA FRENTE DE CADA INDIVIDUO, LES PROPORCIONA A LOS ELOHIM, A LOS ARCÁNGELES Y A LOS CHOHANES UNA “PUERTA ABIERTA” A TRAVÉS DE LA CUAL PUEDEN DAR AYUDA A LA HUMANIDAD.   
           Cuando el estudiante de la verdad sincero se hace consciente de esta “corona” (habiendo aceptado su presencia sobre su frente al recibir la instrucción de los Maestros para ello), él acepta también, cada día, la radiación de las virtudes de los Grandes Seres implicados. SINTONIZÁNDOSE CONSCIENTEMENTE CON ESA VIRTUD MEDIANTE SU ATENCIÓN PUESTA EN ELLOS, MUCHAS MÁS BENDICIONES CONCENTRADAS SON RECIBIDAS RÍTMICAMENTE POR DICHO CHELA.
     Estos siete Rayos sobre la frente actúan como “antenas” espirituales, magnetizando los regalos de los siete Rayos a los mundos individuales de aquellos que conscientemente los acepten. Entonces, de acuerdo con la Ley Divina, estas corrientes de vida emiten las bendiciones recibidas, amplificadas por su propia dirección consciente.
     Cualquiera que desee usar diariamente el siguiente canto a los siete poderosos Elohim, descubrirá una sensación de tremendo equilibrio entrando en su vida y experiencia, aquí mismo, en este mundo de apariencias físico. Para obtener los mejores resultados de su utilización, uno debería practicarlo al menos una vez al día aproximadamente a la misma hora.
     Las notas musicales para el canto del nombre “E-lo-him” son las siguientes: Fa bajo el Do Central (F3), seguida por el tono entero siguiente Sol (G3), después Sí Bemol (Bb3). La palabra “YO SOY” debe decirse en el tono de voz normal de uno - seguido inmediatamente del canto (con un instrumento musical, si es posible) del tono de Fa bajo el Do Central (F3), de allí Sol (G3), y después Sí Bemol (Bb3). Esta actividad debería ser repetida siete veces, enfocando la atención, cada vez, sobre los Rayos y nombres de los Elohim en orden, comenzando con el Rayo Azul de Hércules a la izquierda. El Canto va así:
    ¡YO SOY! ¡E-lo-him! ¡E-lo-him! ¡E-lo-him! ¡E-lo-him! ¡E-lo-him!    ¡E-lo-him! ¡E-lo-him!  Siete veces siete - ¡YO SOY Elohim!
      Las palabras “siete veces siete – YO SOY” deberán también ser pronunciadas en el propio tono de voz de uno- y el “E-lo-him” final debe ser hecho con los tres tonos musicales, esta última vez ¡haciéndolo muy despacio!
     Las bendiciones del Espíritu Santo están siempre sobre vosotros - ¡mientras OS ESFORZÁIS!
Amorosamente,
 Mahá Chohán         
     “The Seven Mighty Elohim Speak” “Los siete Poderosos Elohim hablan”

Seguidores