domingo, 9 de octubre de 2011

Ayuda a un familiar

Saint Germain desea que aborde un tema (o quizás dos) por la gran demanda que hay del mismo en estos días. Supongamos que tuvieran un ser querido -trátese de un marido, una esposa, hijo o amigo- que estuviera en gran necesidad de recibir ayuda. El primer impulso suyo sería hacer un tremendo esfuerzo físico para dar la asistencia, ¿no es cierto? Quieren ponerse a luchar inmediatamente para hacer algo físico, a fin de impedir lo que consideran sería un desastre. Tal comportamiento en realidad no es la Ley. Yo les digo -padres, amigos, enamorados- que si invocaran la "Magna Presencia YO SOY" a la acción para que asumiera el pleno comando de esa persona, produjera Su Perfección y mantuviera Su Dominio allí, y entonces quitaran su pensamiento, atención y sentimiento del individuo en cuestión, la "Presencia YO SOY" hará lo que no hay manera que ustedes puedan hacer físicamente. Esta es la gran necesidad hoy en día de nuestro cuerpo estudiantil.
Saben, cuando los hijos alcanzan su plena estatura - y vaya si maduran rápido en estos días (muchos a la edad de diecisiete ya están casi plenamente maduros) ustedes no pueden utilizar los métodos anteriores y acostumbrados de disciplina.(...) Luego tiene que haber un medio de gobernar y dar esa Ayuda de tal manera que sea mucho más valiosa y tanto más poderosa. Eso se hace a través de la "Presencia YO SOY" del individuo.
ESFUERZO HUMANO INÚTIL
Cuando se les aconseja quitar la atención a cosas perturbadoras, a veces observo que en el caso de algunos individuos, cuanto más luchan por quitar su atención de algo, tanto más se la ponen; pero eso se debe a que están tratando de hacerlo a base de esfuerzo humano. Por favor, en todos sus requerimientos recuerden decir y sentir: "¡'Magna Presencia YO SOY', hazlo Tú!" Oh, ¿acaso no difiere esto totalmente de que digan: "Ahora yo voy a hacer esto"? Y cuando menos acuerdan, se encuentran en medio de una batalla. ¡Eviten esas batallas! Digan: "Magna Presencia YO SOY', ahora haz esto Tú", procediendo a quedarse quietos; y verán cuán fácil y rápidamente se hará.
Por ejemplo, en la mayoría de las circunstancias -digamos drásticas o hasta trágicas que puedan confrontarlos, lo primero que tienen que hacer, amados Míos, es tranquilizarse. En el momento en que se agitan en sus sentimientos, no descargarán el poder para controlar las condiciones. pero si se quedan perfectamente tranquilos y dicen: "¡'Magna Presencia YO SOY' asume el mando de esta persona, sitio o condición, sea lo que fuere! ¡Barre con Tu magna Corriente de Luz y Energía allí! ¡Produce Tu Perfección y mantén Tu Dominio!", entonces se aquietan de nuevo y esperan el despliegue, sus resultados serían absolutamente infalibles. Pero son muchos los que ya sea se apuran o, debido a la tensión en los sentimientos, no hacen esto.
Portentosa Señora Daphne, Ser Cósmico
"La Voz del YO SOY. Vol. 5"

Seguidores

Archivo del blog