domingo, 9 de octubre de 2011

MEDITACIÓN COLUMNAR

Cuando la columna vertebral del cuerpo físico está en perfecto alineamiento, la corriente de vida está en perfecta armonía con el Santo Ser Crístico y con la Presencia "YO SOY"; y un chela de esta índole se convierte en un instrumento de gran valor para los Maestros Ascendidos. La columna vertebral es el polo central del cuerpo alrededor del cual orbitan los diversos organismos y electrones. Es idéntico al eje de la Tierra física, mantenido en su lugar por Polaris y Magnus. Dentro de esta columna vertebral está el núcleo magnético de Amor que mantiene al vehículo físico propiamente dicho en expresión manifiesta. Dentro de la médula espinal está la Llave Tonal Cósmica de cada corriente de vida. El tono y la armonía natural del vehículo están fluyendo constantemente a través del sistema nervioso desde la médula espinal, y esa armonía constituye el poder sostenedor del ser externo de cada uno de tales chelas.
Cuando la armonía en la forma física se interrumpe temporalmente por cuenta de la tensión, la presión y el estrés, puede recuperarse de nuevo si el chela yace tranquilamente en su cama con una leve almohada (o ninguna) y visualiza su columna vertebral como el "polo". Luego, en relajación, permite que la Luz desde la médula espinal transite por el sistema nervioso y la totalidad del vehículo físico, llevando la Luz a cada célula y átomo de su ser. De poder hacer esto durante quince minutos cada día, el chela respirando profunda y rítmicamente, manteniendo el pensamiento y sentimiento de LUZ, podrá de nuevo ajustar su cuerpo físico y levantarse refrescado y relajado.
Amado MaháChohán. "Boletines Privados de Thomas Printz. Volumen 5"

Seguidores

Archivo del blog