viernes, 2 de diciembre de 2011

ACTIVIDADES DE LA GUARDIANA SILENCIOSA / Amado MaháChohán

Amada Serculata, Guardiana silenciosa de nuestro Sistema Planetario

Ustedes no han escuchado mucho acerca de las actividades de la Guardiana Silenciosa, empero ella es el primer Ser que se pone en acción después de que el sol de un sistema planetario decide crear un universo. Dentro de la conciencia, de la mente y del cuerpo de la Guardiana Silenciosa, son proyectados por Dios Padre-Madre del sistema, los patrones completos de cada planeta. De la habilidad de la Guardiana Silenciosa de sostener ese patrón y plano sin que cambie para nada, depende la victoriosa manifestación final. La Guardiana Silenciosa Cósmica recibió dentro de sí una imagen completa de los siete planetas de nuestro sistema planetario —los ríos, los lagos, los árboles, las montañas de cada uno, cada uno diseñado según los requerimientos de la evolución que habría de habitarlo. Desde esta Guardiana Silenciosa Cósmica fueron proyectadas siete Guardianes Silenciosas menores, las cuales, a su vez, encarnaron el diseño de sólo un planeta. La Guardiana Silenciosa es algo parecido a un arquitecto, excepto que sostiene una actividad viviente y respirante de Amor y Luz, y no meramente líneas en el folio de un plano.

Los Elohim son los constructores de la forma. Ellos (los Elohim) se refieren constantemente al diseño sostenido en la conciencia de la Guardiana Silenciosa de cada planeta, bajándolo a la forma y construyendo alrededor de los rayos que conforman las cunas para los planetas, la sustancia elemental necesaria.
Sobre nuestra Tierra hay una Guardiana Silenciosa Planetaria. Los Elohim sacaron de Su conciencia, la exquisita Perfección de nuestro planeta, modelado de acuerdo con el tamaño designado en el Plan Divino y, atrayendo la Luz Universal desde el corazón de Dios mediante el tirón magnético de Amor, hicieron este pequeño planeta para ser hogar de aproximadamente seis millardos de corrientes de vida.

El Reino Elemental trabaja hacia arriba desde la inteligencia más diminuta (tan pequeña que un millón de ellas no ocuparían un par de centímetros de área) hasta los constructores de la forma que crean los cuerpos de los seres humanos. Acto seguido, ellos se gradúan a ser constructores de forma, luego a Devas de la naturaleza que crean montañas y ciudades, y más adelante se convierten en Elohim, con la posibilidad de crecer hasta ser Guardianes Silenciosos de un planeta, de un universo o de una galaxia.

Diario de El Puente a la Libertad/AMADO MAHA CHOHAN

Seguidores

Archivo del blog