sábado, 18 de abril de 2015

      El Maestro Morya es el Jerarca Espiritual de los Hermanos del Corazón Diamante, cuya actividad y servicio a la vida es guardar y proteger los focos espirituales que han sido creados como centros corazón de movimientos mundiales, religiones, eras políticas de gran progreso, y en general, de proteger todas las ideas de Dios específicas que beneficiarán a la raza y acelerarán su evolución y desarrollo.
 Como Chohán del Primer Rayo, es Su responsabilidad particular recibir desde la Mente de Dios esas “semillas” espirituales que se podrían desarrollar mediante la contribución voluntaria de las energías de alguna inteligencia interesada en dichas ideas, y así convertirlas en formas prácticas y trabajables que serán de beneficio y bendición para la raza. 
     Desde la Primera Esfera, el Maestro Morya y los Hermanos del Corazón Diamante, dirigen esas ideas de Dios al interior de las conciencias receptivas de Ángeles, Maestros, Devas, humanos, elementales, así como al interior de la atmósfera de todas las siete Esferas. Cuando alguna inteligencia individualizada acepta dicha idea y la reclama como suya, ofreciendo las energías de su propio pensamiento, sentimiento, y ser externo para el desarrollo de esa idea, un Corazón Diamante se coloca alrededor de la idea o semilla original, para protegerla y sostenerla hasta que la inteligencia individual la pueda nutrir y convertir en una forma trabajable. Este es el servicio de la Hermandad del Corazón Diamante. Ellos tienen su Foco en el mundo físico en el bello Hogar del amado Morya.
     Desde este Centro, Ellos pueden supervisar el desarrollo y maduración de las ideas de Dios en todas las avenidas del esfuerzo constructivo, y mantener el Foco espiritual de del Corazón Diamante alrededor de las conciencias de aquellos que se han presentado como voluntarios para desarrollar alguna parte de la Voluntad de Dios  para bendición de la raza. El Maestro Morya y Su Hermandad crean a partir de la Luz Universal un Corazón Diamantino viviente para envolver y proteger nuevos proyectos, esfuerzos, movimientos, cruzadas, y órdenes mundiales.
     El Maestro Morya es un hombre de acción, así que Su Ser vibra con aquellos chelas que están dispuestos a unir su interés proclamado en el trabajo de la Jerarquía con la inversión práctica de sus energías, talentos, entusiasmo y esfuerzo cooperativo en exteriorizar esa Voluntad. A todos los que están dispuestos a ayudar a promover la comprensión de la Voluntad de Dios y la parte que la Jerarquía Espiritual desempeña en desarrollar esa Voluntad, mediante la dedicación de sus propias energías, el Maestro Morya les enviará un Representante de Su Logia y envolverá a ese individuo, al diseño o ideas que ha recibido, y a la conciencia que las nutre, con un flameante Corazón Diamante. Esto es una protección ante las fuerzas desintegradoras de la duda, el temor y la incertidumbre, que surgen en las conciencias de los seres no-ascendidos, así como de la miríada de poderes de desintegración que fluyen a través de la atmósfera inferior, y que consciente o inconscientemente intentan disolver cualquier buen diseño, plan, visión, idea o inspiración antes de que pueda ser desarrollada y ofrecida para beneficio de la raza.
Lord Mahá Chohán. Febrero de 1954
"La Ley de la Vida y las Enseñanzas de los Seres Divinos. Libro III" A.D.K. Luk Publicaciones. Traducido por Paloma Serén

Seguidores