miércoles, 8 de abril de 2015

                          Llama y Templo de la Resurrección



"Como todos habéis contribuido, en alguna medida, al descenso de la acción vibratoria de la Tierra y sus evoluciones, tenéis la obligación y responsabilidad de restaurar la armonía, belleza y perfección que la Tierra conoció una vez. El conocimiento de la presencia de la Llama de la Resurrección, de Su manifestación rítmica a través del reino de la naturaleza cada primavera, y de Su poder demostrado tal y como lo utilizó el Maestro Jesús, os da gran oportunidad de hacer de esta Llama una bendición práctica para vosotros mismos y vuestro prójimo.
Grandes Instructores del Ámbito de los Maestros Ascendidos, a menudo conferencian con seres no-ascendidos en estos pasillos, mientras el cuerpo físico duerme, ayudándolos a aceptar en sus sentimientos el poder y uso práctico de la Llama de la Resurrección, con la esperanza de que, cuando ellos regresen al mundo externo, llevarán consigo suficiente convicción del poder de la Resurrección al interior de sus propias esferas de influencia.
Como con todos los talentos y virtudes, puede haber una alteración en el uso del poder de la Resurrección. Los humanos lo usan a menudo para resucitar recuerdos de naturaleza desagradable, y experiencias que ocurrieron hace mucho tiempo, que deberían ser completamente olvidadas y perdonadas; de este modo se causan angustia a sí mismos y a otros. En el Templo de la Resurrección, al humano se le enseña a usar el poder de la Resurrección únicamente para traer a la vida el Plan Divino para sí mismo y para aquellos a quienes tiene el privilegio de influir.
Que la humanidad, aceptando la Resurrección de la naturaleza y alegrándose con cada primavera, se tome esta lección de modo personal, y la aplique a la Resurrección de su propia naturaleza Divina; trayendo así una Tierra resucitada junto a todas sus evoluciones, uniéndose a la Música de las Esferas, y emitiendo Luz, Amor, Armonía, Belleza y Alabanzas al Universo del cual la Tierra es actualmente parte."
Maestro Morya, marzo de 1955.
"Law of Life and Teachings by Divine Beings. Volume III" A.D.K. Luk Publications. Traducido por Paloma Serén


Seguidores

Archivo del blog