miércoles, 23 de diciembre de 2009

Éxito o fracaso del instructor


...Cuando la conciencia intelectual acepta la Presencia de Dios dentro de la misma Vida que hace latir el corazón, entonces el estudiante está listo para avanzar sobre el sendero espiritual. Los Seres espirituales que constituyen los Guardianes Silenciosos de la Luz que se expande en los corazones de los hombres, solicitan entonces al Señor Maitreya o a Mí, un instructor... un maestro para dicha corriente de vida. Este maestro proveerá medios y maneras por los cuales se estimulará al estudiante a contactar su Presencia interna; y a través de la feliz experiencia que tal contacto trae, se esforzará en crear y sostener una conexión activa entre el ser externo y la Inteligencia Divina que sostiene la forma física.
...Si el maestro, en cualquier momento, se desvía de la inexorable tarea de conducir una y otra vez la conciencia individual de vuelta a la asociación con (y confianza en) su Presencia interna, o si el maestro hace que el estudiante se apoye sobre una fuente externa, tal maestro habrá fracasado en gran medida. Todo crecimiento espiritual es un proceso de ser consciente de y convertirse en la plenitud de esta Presencia Interna.
"La Edad Dorada" Amado Maestro Ascendido Kuthumi

Seguidores