sábado, 5 de diciembre de 2009

Palabras correctas e incorrectas

Como se enseña en estos episodios, existe tanto una manera correcta como una incorrecta de hablar. Nos corresponde escoger cuidadosamente las palabras que habremos de utilizar en nuestros Decretos y afirmaciones. No usemos palabra negativa alguna. Por ejemplo, en vez de decir "no me dejes olvidar", traten de decir, "recuérdame hacer tal y cual".
He aquí otro ejemplo. A la mujer que le imploraba al Todopoderoso, "Oh Dios, Tú no puedes hacer eso", se le murió su bebé en sus brazos. En contraste, estaba otra la mujer cuyo bebé probablemente estaba igual de enfermo, tan cerca de la muerte como el otro. Su súplica era: "¡Oh Dios, permite que mi bebé viva, permite que la vida se sostenga, permite que se sane!" Y la bebé vivió y se sanó. Noten la diferencia en los enfoques positivos y negativos.
No digan, "Dios, no dejes que me enferme". En vez digan, "Dios, permíteme estar fuerte y bien". Observen sus palabras negativas. Una buena expresión para utilizar es: "Dios, fortaléceme en mi deseo de mantenerme en lo correcto. Cúbreme en todo momento, de manera que Yo haga Tu Voluntad que también es mi voluntad, para siempre ser Tu hijo perfecto, bendiciéndolo todo a mi paso". Había una mujer que siempre decía, "Oh Dios, trata Tú mi incredulidad". De cualquier punto de vista, ¿no sería mejor decir: "Barre mis dudas y temores, Oh Dios, y reemplaza todo lo que sea menor que Tu Perfección con Tu gran Conciencia de Perfección. Permíteme estar en tu gran Luz y produce Tu Belleza y Perfección en la Tierra. Te doy las gracias"
William J. Cassiere ("Brother Bill") "La Ley de Precipitación" Serapis Bey Ed.

Seguidores