lunes, 21 de noviembre de 2011

ACCIÓN DE DAR GRACIAS por el Amado MaháChohán


Dar gracias es una de las expresiones más contagiosas del espíritu, y una de las actividades unificadoras de Dios. Constituye una transmutación instantánea de sentimientos duros o discordantes, y es un poder magnético cósmico que atrae todo el bien hacia el generador de una genuina acción de gracias. Por tanto, Mis amados, no vacilen en dejar que sus que sus corazones entonen cantos de agradecimiento por el bendito aire que respiran, por el agua que los limpia, por la humilde tierra sobre la cual ponen los pies y, ¿por qué no?, aún por el duro cemento de las calles de la ciudad que soportan el peso de tantos... ¡sin quejarse!
   Digamos que si durante tres minutos al día, en este ocupado mundo externo, ustedes dirigieran su gratitud hacia toda vida por doquier, manifiesta e inmanifiesta, y al centro-corazón de todos los seres creados, abrirían canales a través de los cuales las corrientes retornantes de bendiciones fluirían a sus vidas —ya que tal es la Ley. La gratitud habitualmente expresada por el servicio de los elementos en el cuerpo para su persona, mantendrán al individuo libre de enfermedades del cuerpo. La gratitud por la Inteligencia Divina y la sustancia de sentimiento que el Creador Cósmico le ha prestado, mantendrá al individuo libre de enfermedades de la mente y de emociones perturbadas. La ingratitud de las masas es lo que ha acarreado todas las condiciones de angustia y zozobra, y constituye un grave insulto a la vida, que está constantemente vertiendo sus regalos al hombre, más allá (con creces) de lo que se merece.
     "Boletines Pivados de Thomas Printz. Volumen 3"

Seguidores

Archivo del blog