viernes, 18 de noviembre de 2011

Gran Ley de Atracción Magnética


explicada por el Amado Maestro Ascendido Saint Germain  

La Verdad de la Vida es que no puedes DESEAR algo que no pueda manifestarse en alguna parte del Universo. Cuanto más intenso sea el sentimiento contenido en el deseo, tanto más rápido se logrará. No obstante, si eres tan tonto como para desear algo que le hará daño a otro Hijo de Dios o a otra parte de Su Creación, entonces pagarás con discordia y fracaso en algún punto de tu propia experiencia de Vida.
Es muy importante que te des cuenta de que la intención de Dios para cada uno de sus Hijos es la abundancia de toda cosa buena y perfecta. Él creó la Perfección y dotó a sus hijos con exactamente el mismo poder. Ellos también pueden crear y mantener la Perfección, y expresar el Dominio de Dios sobre la Tierra y todo lo que en ella hay. La humanidad fue originalmente creada a imagen y semejanza de Dios. La única razón por la cual no todos manifiestan el Dominio, es que NO UTILIZAN su Autoridad Divina -la dote que todo individuo tiene, y mediante la cual se suponía que gobernara su mundo. ASÍ, LOS SERES HUMANOS NO OBEDECEN A LA LEY DEL AMOR EN CUANTO A DERRAMAR PAZ Y BENDICIONES A TODA LA CREACIÓN.
Esto se produce por el fracaso de los hombres en aceptarse y reconocerse a sí mismos como TEMPLOS DEL MÁS ALTO DIOS VIVIENTE, y por no sostener este reconocimiento eternamente. La humanidad, en su actual limitación aparente de tiempo, espacio y actividad, está en una condición muy similar a la de una persona necesitada que se encuentra con alguien que le ofrece dinero. Si el necesitado no da un paso adelante y acepta el dinero que se le ofrece, ¿cómo podría recibir el beneficio que dicho dinero le acarrearía?
La masa de la humanidad se encuentra hoy exactamente en este estado de conciencia, y así continuará hasta que acepte al Dios en su corazón como el Dueño, el Dador y el Hacedor de todo el Bien que alguna vez ha entrado a su vida y mundo.
La PERSONALIDAD de todo individuo tiene que reconocer completa e incondicionalmente, que la actividad externa o humana de conciencia no tiene NADA propio. Hasta la Energía por la cual uno reconoce al Gran Dios Interno, es irradiada dentro de la personalidad por el Gran Ser Divino.
El Amor y la alabanza del Gran Ser Interno, y la ATENCION enfocada y sostenida sobre la Verdad, Salud, Liberación, Paz, Suministro o cualquier otra cosa que puedas desear para un USO CORRECTO, y que sea persistentemente sostenida en tu pensamiento consciente y sentimiento, los traerá a tu uso y mundo de manera tan segura como que hay una Gran Ley de Atracción Magnética en el Universo.
Amado Maestro Ascendido SAINT GERMAIN.  Del libro "Misterios Develados"

Seguidores

Archivo del blog